Make your own free website on Tripod.com

En búsqueda del origen de la hamburguesa  

 

       La comidas preparadas en base a carne molida se pueden encontrar a través de la historia en distintas culturas y bajo diversos nombres. Se cuenta que los mongoles de Genghis Khan, que supieron conquistar las dos terceras partes del mundo conocido en el siglo XIII, tenían pocas oportunidades para detenerse y hacer un fuego para su comida. El pueblo entero seguía al ejército en grandes carretas llamadas "yurts" llevando manadas de ovejas, cabras, bueyes, y caballos. Como el ejército necesitaba comida que pudiera llevarse en sus monturas y comerse fácilmente con una mano mientras cabalgaban, la carne molida era la opción perfecta. Ellos ablandaban la carne poniéndola bajo las sillas de montar mientras cabalgaban, lo que les daba una forma de disco aplanado. Cuando era tiempo para comer, tomaban la carne y la comían cruda. Cuando el nieto de Genghis Khan, Khubilai Khan, invadió Moscú en 1238, llevó consigo su dieta de carne molida. Los rusos lo adoptaron en su propia cocina con el nombre "el bistec Tártaro". Durante muchos años, los cocineros rusos adaptaron y desarrollaron este plato,  refinándolo con cebollas cortadas y huevos crudos y comenzaron a cocinarlo. 

       Cuando a partir del siglo XVII, los barcos alemanes que zarpaban de Hamburgo, comenzaron a comerciar con los puertos rusos, el plato llegó a Alemania. A comienzos del siglo XIX, el Oxford English Dictionary definió al “bistec de Hamburgo” como bife salado. La llegada de inmigrantes alemanes a los Estados Unidos y los marineros que habían visitado el puerto de Hamburgo, le contaron a los dueños de los restaurantes neyorquinos sobre esta preparación que todavía distaba mucho de lo que conocemos actualmente como hamburguesa.

       En 1836 el Delmonico Restaurant  de New York tenía en su primer menú impreso al “hamburger steak” como uno de sus platos más caros. Uno de los cocineros de este restaurante, Charles Ranhofer, ofrecía la receta en su libro publicado en 1894: “tome una libra de carne de filete libre de nervios y grasa; píquela con cuatro onzas de sebo de riñón, libre de nervios y piel o la misma cantidad de médula; agregue una onza de cebollas cortadas y fritas en manteca sin dorar; sazone todo con sal, pimienta y nuez moscada, y divida la preparación en bollos, cada uno de cuatro onzas; aplástelos y rebózelos con pan rallado y fríalos en una cacerola enmantecada. Cuando tengan un buen color en ambos lados, sírvalos vertiendo una buena salsa espesada encima de él".

       En 1902 uno de los libros de cocina más populares de entonces, el Mrs. Rorer's New Cook Book de Sara Tyson, se describe el bistec hamburgués como: “La carne se pasa dos veces a través de un molendero de carne y se mezcla con cebolla y pimienta”. 

 

Una disputa por el origen

 

       Suele ocurrir que a los grandes inventos se los disputan muchos creadores. El caso de la hamburguesa es uno de ellos. Hay varias historias que se entrecruzan, con varios condados y estados de los EE.UU. involucrados. He aquí alguna de ellas:

       En 1885 Charlie Nagreen de Seymour, Wisconsin, tenía un stand de venta de albóndigas en la Feria del condado de Outagamie, pero el negocio no marchaba bien y comprendió rápidamente que era porque las albóndigas eran demasiado difíciles de comer mientras la gente paseaba por la feria. Allí se dice que tuvo el toque de inspiración: aplanó las albóndigas, las puso entre dos rodajas de pan y llamó a su nueva creación “hamburguesa”. Charlie, que por entonces tenía 15 años volvió a vender hamburguesas en la feria todos los años hasta su muerte en 1951.  

       En la ciudad de Seymour, Wisconsin se construyó el “Hamburger Hall of Fame” como un tributo a Charlie Nagreen y el pueblo exige ser "el hogar de la Hamburguesa". Allí se celebra una fiesta anual de la Hamburguesa en el primer sábado de agosto cada año con eventos que incluyen una competencia donde triunfa el que come más hamburguesas, así como un "desfile de la hamburguesa".

       También se afirma que en 1885 Frank y Charles Menches de Akron, Ohio, inventaron la hamburguesa mientras viajaban por el medioeste durante la Feria del Condado Erie en Hamburg, New York. Los hermanos solían vender sandwiches calientes de carne de cerdo. Pero un día particularmente caluroso, los carniceros locales no pudieron matar cerdos y el carnicero sugirió que lo sustituyan con carne picada. Los hermanos molieron la carne, la mezclaron con un poco de azúcar negra, café, y otras especias y lo sirvieron en un bollo. Ellos llamaron a este bocadillo "hamburguesa" por el lugar donde se hacía la Feria. En 1951, el obituario de Frank en Los Angeles Times dice que a él se lo reconoce como el ''inventor '' de la hamburguesa. 

       La familia de Menches todavía está en el negocio gastronómico y siguen sirviendo hamburguesas en Ohio. Para el 28 de mayo de 2005, en el pueblo de Akron, Ohio se realizará la Primera Fiesta Nacional de la Hamburguesa para celebrar el 120 aniversario de su invención. La fiesta se dedicará a Frank y Charles Menches. Como en otros casos, la ciudad de Akron apoya la demanda de que dos de sus residentes inventaron la hamburguesa y la legislatura de Ohio también está considerando declarar la hamburguesa como comida estatal. 

       Otra fuente cita a  Otto Kuasw, un cocinero que tenía un restaurante en Hamburgo, Alemania, en 1891 y creó un sandwich que a los marineros que se detenían en el puerto les gustaba muchísimo. Se hacía con un pedazo de carne picada frita en manteca y un huevo frito por encima; todo puesto entre dos rodajas de pan ligeramente untado con manteca. Este sandwich era conocido por los marineros como "Bistec alemán". En 1894, los marineros que habían ido a Hamburgo y estaban en el puerto de Nueva York, le dijeron a los dueños de los restaurantes sobre los grandes sandwiches de Otto y los mismos se comenzaron a hacer para los marineros. Se dice que todo lo que los marineros tenían que hacer era pedir una "hamburguesa".  

       A Louis Lassen de New Haven, Connecticut también se lo menciona como haber servido los primeros "burger" a su local de Haven en 1900. Louis tenía un pequeño carro de almuerzo donde vendía bistecs a los obreros de la fábrica local. Se dice que que molió algunos trozos de carne y los sirvió como un bocadillo, entre pedazos de pan, a un cliente que tenía prisa. Kenneth Lassen, nieto de Louis, dijo en 1991: "Hemos certificado declaraciones juradas que dicen que servimos la primera hamburguesa en 1900. Otras personas pueden haber estado sirviendo el bistec pero hay una diferencia grande entre un “bistec hamburgués” y un sandwich llamado “hamburguesa”. 

A mediados de los 60s, la New Haven Preservation Trust puso una placa en el edificio donde estaba el comedero de Louis proclamando ser el primer lugar donde se vendió una hamburguesa en el mundo. Recientemente la familia Lassen celebró el centenario de este acontecimiento.

 

Aparición “oficial”

 

       Finalmente, en 1904 la hamburguesa hizo su primera aparición extendida en la Feria Mundial de St. Louis, Missouri, donde causó una sensación. Un reportero de New York Tribune escribió en 1904 desde St. Louis de un nuevo sandwich llamado hamburguesa, "la innovación de un vendedor de esta feria".

       La mayoría de los tejanos cree al vendedor en cuestión era Fletch Davis, también conocido como "Old Dave" quién poseyó un lugar de almuerzo en Athens, Texas. Supuestamente Fletch Davis tomó algún bistec de hamburguesa crudo, lo puso en su parrilla y lo frió hasta que se hubiera dorado de ambos lados. Luego puso la carne entre dos rodajas espesas de pan tostado y agregó una rodaja espesa de cebolla cruda en la cima. El reportero no nombró al vendedor pero en Athens, el residente Clint Murchison le dijo que su abuelo tenía recuerdos del bocadillo ya en los 1880s pero sólo recordaba como innovador a "Old Dave". Murchison también tenía una gran fotografía de la feria de 1904 con el “Old Dave's Hamburger Stand”. En 1984, se puso una placa en el Ginger Murchison Building, aproximadamente donde estaba el cafe de Fletch Davis. 

       En el año 1916 Walter Anderson de Wichita, Kansas, desarrolló panes para hamburguesas. La masa que él seleccionó era más pesada que la ordinaria, y él tomó formas pequeñas, como para que entrara una hamburguesa. Dejó su trabajo como cocinero y usó sus ahorros en comprar un tranvía viejo y lo montó como un comedero donde ofrecía sus hamburguesas.   Anderson co-fundó la White Casttle Hamburger con Edgar Waldo "Billy" Ingram en 1921, el ejecutivo de seguros, en Wichita, Kansas, que se convirtió en la primera cadena de comercialización de hamburguesas.

       Un hito importante en la historia de la hamburguesa lo marca la aparición del personaje J. Wellington Wimpy, conocido simplemente como Wimpy en 1931 en la tira cómica Popeye, creada por Elzie Crisler. Este personaje jugó un papel significante popularizando la hamburguesa en los Estados Unidos. Wimpy amaba comer hamburguesas, y su popularidad derivó en una exitosa cadena de restaurantes de hamburguesas llamados Wimpy que floreció durante toda una década.

 

Volver