Make your own free website on Tripod.com

Seguridad en los alimentos

 

    La industria de la carne es la más regulada de todas las industrias de alimentos. Los procesos de elaboración son vigilados por Inspectores del SE.NA.S.A. en forma permanente. Además las plantas de fabricación de las empresas líderes cuentan con exigentes controles de calidad que verifican que los productos se elaboran de acuerdo a lo establecido en las normas de Buenas Prácticas de Elaboración y en el sistema HACCP (Análisis de Peligros y Puntos Críticos de Control). Este sistema fue desarrollado inicialmente en Estados Unidos para asegurar la calidad sanitaria y la seguridad microbiológica de los alimentos utilizados en los primeros programas espaciales de la NASA. En él se identifican los puntos donde aparecerán los peligros más importantes para la seguridad del alimento (biológicos, físicos o químicos) en las diferentes etapas del procesado (recepción de las materias primas, producción, distribución y uso por el consumidor final) con un objetivo claro: adoptar medidas precisas y evitar que se desencadenen los riesgos de presentación de los peligros.

     En las plantas se efectúan controles microbiológicos de materias primas, de producto, hisopados de manos, elementos y utensillos de trabajo. También se realizan controles de temperatura y de limpieza. No se permite ingresar a las plantas con objetos de vidrio, madera, alhajas, ni ropa de calle. Por otra parte, el hecho de que la mayoría de los productores de primer nivel exporten parte de su producción, hace que sus plantas también deban poseer diversas certificaciones internacionales.

 

Volver